Saltar al contenido

Diseño enfocado a la gestión empresarial

“La gestión del diseño contribuye a dar respuesta a las necesidades de las empresas y facilita el empleo efectivo del diseño.”

Cooper y Press (1995, citados por Best, 2007, p. 12)
diseño y gestión empresarial

Esta es una perspectiva donde convergen el diseño empresarial y la gestión, involucrando actores que identifican etapas por mejorar, creando un diálogo entre estas, ayudando a dar valor y proporcionando una ventaja competitiva. 

Cuando tomamos dos conceptos poco usuales, pero que siempre han estado allí, como el diseño y la gestión, es común pensar que no hay relación alguna entre estos, pero es claro que cuando se aplican de manera correcta, pueden ayudar a mejorar un sistema empresarial de forma significativa, llevándolo a brindar un producto o servicio totalmente innovador.

Dos conceptos clave

Al hablar de gestión, abordamos la forma correcta para hacer más eficiente un proceso, con la finalidad de optimizar recursos, crear nuevos métodos, técnicas y prácticas, derivando un orden en los recursos dentro del esquema empresarial.

Por otro lado, el diseño es una práctica que abarca distintos procesos enfocados a múltiples áreas, ayudando a ser más flexible al momento de querer ser enfocado. Está ligado con la práctica creativa y pensamiento lógico que la persona requiera, evolucionando a distintos tipos de usos, criterios y funcionalidades estéticas.

El diseño empresarial es tan versátil que opta generalmente por dar cualidades multifacéticas a los procesos, sistemas, objetos y servicios en sus respectivos ciclos de vida, ayudando a la creación de estrategias, conceptos o ideas en los procesos creativos.

Dinámica de oro

Al aclarar estos conceptos y definiendo cómo la gestión y el diseño se desenvuelven dentro de la industria, podemos dar por hecho que ambos congenian de manera positiva. Mientras que el diseño ayuda a concebir productos o servicios dentro del mercado, la gestión impulsa a que estos sean ejecutados de manera correcta, teniendo un mayor impacto a nivel social, económico y ambiental.

Esta unión cumple una necesidad: verificar y resaltar las falencias para analizar toda la estructura y su enfoque, implementando el uso de herramientas de diseño para entender qué tipo de problemas están surgiendo dentro de los procesos internos.

Por otro lado, está combinación da pie a la construcción de recursos y pensamientos estratégicos dentro de los procesos de desarrollo sobre nuevos proyectos, sistemas y servicios.

Cuando abordamos este tema, el diseño desde la gestión parte de interpretar, diagnosticar e intervenir la manera en cómo se ejecutan los diferentes procesos de la empresa, desde el operador hasta el producto final.

Este es un concepto que se plantea para resaltar procesos o acciones que no son tomadas en cuenta, pero que desde el diseño se heredan herramientas, ayudando a que sean más sencillos de focalizar.

Metodologías y niveles de la gestión del diseño

Metodologías y niveles de la gestión del diseño

Se han creado distintas metodologías a raíz de la gestión del diseño, ayudando a identificar y evaluar en qué nivel se puede encontrar una empresa en cuanto a la implementación del diseño: Danish Design Center (DDC) en Dinamarca, se enfoca en analizar cómo la empresa adopta el diseño como un foco estratégico; Barcelona Centre de Disseny (BCD) en España, utiliza la incorporación del diseño como estratega al momento de la tomar decisiones paulatinas; Departure GMBH en Austria, utiliza una metodología donde implementan el diseño empresarial como factor estructural dentro de la demanda del desarrollo económico y el mercado; Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en Argentina, se enfoca en la evaluación y evolución de la empresa a través del diseño y cómo implementa el concepto por medio de una cultura de pensamiento innovador.

Existen niveles en cada una de estas metodologías las cuales ayudan a identificar cómo y dónde se aplica el diseño, permitiendo medir la incorporación de este, cómo aporta a una estrategia empresarial y en qué situaciones hay relaciones en las áreas.
Es importante tener tres aspectos claves para desarrollar este pensamiento:
  1. Análisis (definición del problema)
  2. Creatividad (conceptualizar este problema)
  3. Ser operativos (ejecutar el problema)

Gestión del diseño en 5 niveles

  • Nivel 0: No hay diseño. La empresa no genera innovación si no hace copias de productos o funciones ya existentes.
  • Nivel 1: Proyectos de diseño. Dirigido como un proceso puntual del producto o servicio con el fin de mejorar el portafolio de la empresa.
  • Nivel 2: Programas de diseño. Sistema pensado a través del diseño que genera una estructura con fases y objetivos, donde ayudan a enrutar decisiones que afectan a varios departamentos dentro de la empresa en el desarrollo de mejores productos y servicios.
  • Nivel 3: Políticas de diseño. Establecen el marco operativo de los procedimientos que deben seguirse en una empresa al utilizar el diseño, es decir, hay una estrategia de creación donde surge conciencia de lo que sucede dentro de la empresa.
  • Nivel 4: Propuesta de valor. La empresa apunta hacia la innovación y el diseño está más presente en la mayoría de campos dentro de la empresa, ayudando a definir mejor la visión del producto o servicio ante el mercado.
  • Nivel 5: El diseño hace parte de la filosofía de la empresa donde interviene tanto interna como externamente.